UN MAR DE DULCES

Las aplicaciones de esta identidad hablan de artesanía porque artesano es su producto; todo se envuelve en papel kraft y se termina de estampar a mano. No hay dos envoltorios iguales.

Para ello creamos un conjunto de sellos para personalizar cajas, sobres y bolsas. El resultado es una identidad corporativa que varía en función del soporte que emplea en cada caso, de sus dimensiones, de su contenido, de la estación…

Fotos: El Calotipo y Cristina Ortega

 

 

Cliente
Un mar de dulces